• Home
  • /Blog
  • /Common Goal: el golazo solidario de Mata

Common Goal: el golazo solidario de Mata

Juan Mata, el jugador de la Selección de España y del Manchester United, no es el primer profesional del fútbol envuelto en iniciativas de carácter benéfico. Pero seguramente sí ha sido el primero en idear un modo de darle forma al ya clásico lema de la solidaridad en tiempos de la mundialización: “Piensa localmente, actúa globalmente”. A la vuelta de un partido de Copa inglesa contra el Southampton, unos días después del fallecimiento de su abuelo, Mata se sintió impregnado de nostalgia: “Habíamos ganado, pero me sentí vacío: ya no tenía a mi abuelo para compartir el triunfo con él, que era mi mayor fan desde niño”. De un pasaje de tristeza tan comprensible surgió, sin embargo, la reflexión. Y ese ejercicio íntimo lo dirigió hacia la acción.

El resultado lo dio a conocer el pasado mes de agosto, cuando anunció en la web The Players Tribune la creación de Common Goal. Y contó lo que había pasado por su cabeza aquella noche de vuelta de Southampton. “Pensé en todo lo que el fútbol me había dado. Y pensé en cuál quería que fuera mi legado. Me sentía muy afortunado por las oportunidades que había tenido… no todo el mundo puede contar con una familia como la mía. Y, aunque ya en anteriores ocasiones había tomado parte en iniciativas benéficas, supe que quería hacer algo más: quería asegurarme de que otros niños tuvieran las oportunidades que yo había tenido”.

Common Goal es, como el propio futbolista dijo, “un pequeño gesto que puede cambiar el mundo”. Ahí estaba la idea de una sola persona destinada a generar un movimiento de carácter universal. En el deporte de las estrellas por antonomasia, Mata trascendía el individualismo para apostar por el trabajo en equipo: “Una de las primeras lecciones que aprendí en el fútbol es que necesitas un equipo para cumplir tus sueños. Nosotros nos agarramos a este mantra en el campo de fútbol, pero sin embargo no acabamos de verlo reflejado de forma suficiente a nivel social”.

Ese era su objetivo: de lo personal a lo colectivo. “Optimizar al individuo para así optimizar la sociedad”, sería otra forma de decirlo, tal y como defendemos en De los pies a la Cabeza. “Yo lidero este esfuerzo, pero no quiero estar solo”, resumió Mata en su anuncio de la puesta en marcha de la iniciativa Common Goal. Una denominación que permite un amplio juego de polisemias: el objetivo compartido, el bien común, un golazo que inspira uno pero es de todos. Y para celebrarlo todos.

La iniciativa es esencialmente sencilla, como explicó Mata: “Desde hoy, donaré un 1% de mi sueldo a Common Goal, un fondo colectivo gestionado por la premiada ONG streetfootballworld, que apoya a iniciativas benéficas en todo el mundo”. Pero su poder de implicación y multiplicación posibilitaban un impacto incalculable, al que apuntaba Mata con esta apelación al resto de futbolistas: “Les pido a mis compañeros de profesión que se unan conmigo para formar el Once Titular de Common Goal. Juntos podemos crear un movimiento basado en valores compartidos que implique a toda la industria del fútbol… y para siempre”.

El impacto global que buscaba Mata se ha vertebrado alrededor de streetfootballworld, una organización que ha creado y desarrollado una red global de más de 120 instituciones benéficas locales, que se valen del fútbol para luchar en campos muy diferentes de la realidad social y mejorar la vida de personas afectadas por algún tipo de exclusión, riesgo o déficit de oportunidades: desde la igualdad de género en India a la integración de refugiados en Alemania o la generación de oportunidades para la paz en áreas violentas de Colombia.

Common Goals le ha generado a Juan Mata una merecida admiración y su iniciativa ha inspirado e inspira a un número cada vez mayor de jugadores y jugadoras profesionales de fútbol, que se han unido a su movimiento “de todos y para todos”. Cada uno de ellos se compromete para darle impulso a esta filosofía de vida, un ámbito de colaboración que “permite al fútbol devolver a la sociedad lo que le ha dado, de una forma sostenible y con impacto a largo plazo”.

Tiene sentido que sea así. El fútbol es el deporte más transversal del planeta, el que han abrazado desde su nacimiento todas las clases sociales y desde luego las más desfavorecidas. Ha sido y es un deporte “popular” en todos los sentidos del término. Pero Mata y sus cómplices en Common Goal quieren derribar el muro que separa a la gran industria global del deporte rey de la masa social que lo vive apasionada y que lo sostiene con su entrega; que construye sus sueños y aspiraciones alrededor de esa gigantesca maquinaria de entretenimiento; y que lo juega como forma de escapar a su realidad, a través del mero disfrute del juego con una pelota, o incluso con el anhelo más o menos confeso de convertirse un día en uno de ellos, una de esas grandes estrellas.

Lo que ha hecho Juan Mata con Common Goal es, precisamente, cambiarle la corriente a un río. De la mano del brillante futbolista asturiano, las estrellas del juego son quienes se acercan a la base social que, en el fondo, sustenta su negocio. Y contribuyen al mejor fútbol: el que suma victorias en los campos de la igualdad, de la solidaridad, la supresión de las exclusiones, la violencia y las etiquetas. El fútbol que golea en nombre del verdadero progreso y el desarrollo social.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*