Cristian siempre está y a Idiakez se le espera

El Zaragoza de Idiákez se ha convertido en un holograma de sí mismo. Dirías que está, pero te mueves un milímetro, apenas un segundo, y desaparece. Ni rastro del conjunto que asaltó el Nuevo Tartiere (0-4) o que escribió poemas a su afición en las primeras mitades contra Las Palmas y, en Copa, ante el Deportivo. Todo hace menos de un mes. ¿Qué ha podido ocurrir para que casi lo mismo, con casi los mismos, se convierta en su absoluta némesis?

El dominó cedió tras el descanso de Almería, coincidiendo cronológicamente con la lesión muscular de James, y ya cuesta encontrar una ficha en pie. Cuesta encontrar dos, en honor a la verdad. Porque hay una que está siempre, firmando milagro tras milagro desde que llegó a la portería aragonesa la pasada temporada. Algún día, cuando prescriba y el protagonista en la sombra se anime, desvelaremos quién activó los resortes para que Cristian Álvarez y Lalo Arantegui se encontraran. Quizá ni uno ni otro lo sepan. El argentino de Rosario detuvo anoche un penalti al osasunista Brandon, que marcó el signo del encuentro, y, quién sabe, si servirá también para que el conjunto aragonés encuentre el impulso que le haga virar su errático rumbo, como ocurrió mediado el mes de enero tras negarle a Alfaro el empate del Córdoba en una desabrigada noche de cierzo y reproches. De momento, permite sumar un punto del todo inmerecido, por impotencia manifiesta.

Cristian es la mejor noticia deportiva del Real Zaragoza en años…. SEGUIR LEYENDO EN ALACONTRA

Alfonso Reyes

Alfonso Reyes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*