• Home
  • /Blog
  • /El deporte, en los pies y en la cabeza

El deporte, en los pies y en la cabeza

Vivir de los pies a la cabeza puede obligar a compaginar varias aspiraciones. Por más que una sola de ellas ya parezca más que suficiente. “Durante buena parte de la preparación como nadador para los Juegos Paralímpicos de Londres, donde arranqué en 2009, con 30 años y sin haber entrenado nunca antes con el desafío físico y mental que ello podía suponer, y supuso, decidí activar otra exigencia personal nacida tras varias décadas jugando sin descanso a la pelota: formarme como entrenador de fútbol profesional -sitúa en primera persona el presidente fundador de nuestra Asociación, Javier Hernández Aguirán-. Para mí, el deporte en general, y casi siempre el fútbol en particular, ha sido sinónimo de varios aprendizajes, que desarrollaremos de un modo impersonal en las siguientes editoriales, y de muchas felicidades. Entre ellas, sin duda, destaco su papel a favor de mi socialización. Me hizo sentír siempre uno más y eso contagió a los demás a considerarme del mismo modo. Me acostumbró al contacto con amigos y a saber que nada alimenta más que eso. Y a entender que, en un equipo, como en cada espacio que surja, cabemos todos y la individualidad de cada uno siempre enriquece al colectivo”.

“Me acostumbró al contacto con amigos y a saber que nada alimenta más que eso” Clic para tuitear

Javier se tituló como entrenador profesional por la Federación Argentina de Fútbol en 2014, tras dos exigentes cursos y una semana de exámenes globales presenciales en Buenos Aires en septiembre de ese año. Allí conoció en persona a Enrique Borrelli, ex futbolista profesional y responsable de la evaluación técnica del alumno: “Por más que nos había avisado de su situación, mi primera sensación al coincidir con él fue de sorpresa y admiración. No soy muy dado a las emociones en realidad y, pese a la doble reacción que confieso, enseguida me centré en lo que más me ocupaba en ese instante: tratar de solucionar lo difícil que, creía, iba a ser examinarle en una materia donde se necesitan desplazamientos y motricidad dentro de un campo de juego. Terminó siendo una experiencia inolvidable, para nada complicada. No hubo nada que adaptar, fue él quien se acopló a la exigencia general. Sin duda, puede dirigir cualquier equipo de fútbol. Tiene una mente muy fuerte y positiva, además de una importante capacidad intelectual”.

Estas declaraciones corresponden al extracto de la biografía ‘De los pies a la cabeza’. Javier también ha obtenido el título de Director Deportivo de Fútbol, por la RFEF, en 2015.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*