• Home
  • /Blog
  • /El delineante de un barrio obrero

El delineante de un barrio obrero

El titular y la fotografía parecen pertenecer a perfiles de personas diferentes. Un error de notables dimensiones en la edición ha mezclado texto e imagen. ¿Quién no conoce a Raúl después de más de 20 años de brillantes e intencionados reportajes futboleros y sociales en Canal+ (ahora Movistar+)? ¿Cómo va a ser delineante si es periodista y también fue futbolista? Creo recordar que jugó una Copa del Rey con el Numancia contra el Barcelona a mediados de los 90… ¿De qué barrio obrero hablamos?

RAÚL RUIZ BENITO, natural de Logroño, pasó su infancia en Yagüe dándole patadas a un balón mientras soñaba con celebrar goles en Las Gaunas. Debutó con el primer equipo del Logroñés con 18 años y fatigó su camiseta durante una década completa, jugando en Segunda B, Segunda y Primera. De Primera no hay demasiados recuerdos ni testigos, pero el asegura tener pruebas… Como tiene también de la exclusiva biografía de Juanvy, su amigo del barrio de toda la vida y compañeros hasta juveniles, quien se sometió con 25 años al primer trasplante de corazón. Ya lleva cuatro. Un póker de corazones que le aferra a la vida y a los partidos de pádel juntos.

Una cámara doméstica cambió su vida en un hotel próximo al Camp Nou, Ahí el inminente delineante mutó en inesperado reportero. Y el reportero sobrevenido se ha convertido en un periodista mayúsculo: en un centinela social del oficio Clic para tuitear

La vida de Raúl es una versión interminable de sus mejores reportajes. Curtido en el denominado otro fútbol, quizá el otro sea el de flashes y gomina que más vemos, convivió con impagos e ingeniería financiera casera durante buena parte de su carrera. Hasta que una cámara doméstica cambió su vida en un hotel próximo al Camp Nou, cuando las redes sociales eran ciencia ficción. Ahí el inminente delineante mutó en inesperado reportero. Y el reportero sobrevenido se ha convertido en un periodista mayúsculo y hasta en un centinela social del oficio. Apunta al aparente caos y siempre extrae la mejor moraleja. Brindemos por esa Copa y porque el titular es el correcto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*