El presente es un regalo

Tendemos a vivir con la despreocupación con la que lo haríamos si fuéramos inmortales. Esa ligereza se termina el día que somos padres: nada hace a un ser humano más consciente de su vulnerabilidad que el nacimiento de un hijo. EDUARDO SCHELL nació en Madrid, en 1978. Si la vida de cualquiera se divide en dos mitades (antes y después de la paternidad), en su caso la transición vino subrayada cuando nació Mateo y al mes le diagnosticaron una complicada leucemia, que exigía un trasplante de médula. Edu y su esposa lanzaron entonces la iniciativa #MedulaParaMateo: “Nos propusimos convertir una pesadilla en algo positivo y lograr al menos que una persona se hiciera donante de médula, lo que estadísticamente supondría una oportunidad de vida para algún Mateo del mundo”. Fue en agosto de 2013.

Entendieron que no pedíamos un donante de médula para nuestro Mateo, sino para cualquier Mateo del mundo Clic para tuitear

Periodista durante 16 años de su vida, apasionado “del baloncesto más que del deporte”, Edu Schell fue cronista para el diario Marca en los días triunfales de la Selección en Japón 2006 o en Pekín 2008, además de poner en marcha numerosos proyectos editoriales alrededor de la canasta. Apoyado en su relación personal con las estrellas, Edu logró que deportistas, cantantes, actores y rostros conocidos de España y del extranjero se volcaran con #MedulaParaMateo: “Entendieron que no pedíamos un donante de médula para nuestro Mateo, sino para cualquier Mateo del mundo”. En apenas tres años reunieron 100.000 donantes. Los mismos que en los 10 años anteriores. Les habían dicho que “esas cosas de internet no sirven para nada” y que “paráramos esa puta iniciativa que está colapsando el sistema”. No pararon. Ni lo hicieron ni lo harán.

Edu se acogió a un ERE voluntario en Marca y ahora trabaja en comunicación para la Fundación Uno Entre Cien Mil. Cuando habla de su vida, repite a menudo la palabra “privilegio”, como si conociera su pleno significado. Quizás lo extrajo de la frase de la película favorita de Lucas, su hijo mayor: “El pasado es historia, el futuro es una incógnita y hoy es un regalo: por eso se llama presente”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*