• Home
  • /Blog
  • /La Fageda: posiblemente, los mejores yogures del mundo

La Fageda: posiblemente, los mejores yogures del mundo

Denle una oportunidad a este texto, aunque hable de yogures y pueda parecer de digestión ligera. Unos yogures que sólo podrá adquirir en comercios o supermercados de Cataluña. No se acuerden de Puigdemont ni de Junqueras antes de tiempo… Todo en la vida tiene una explicación, ya lo verán. Y denle más de una oportunidad si es necesario para seguir avanzando en esta lectura, pero háganlo, porque aquí se envasa una de las historias más redondas y audaces que ha sido capaz de producir el ser humano en las últimas décadas.

Cristobal Colon

La Fageda nació, como cooperativa, en Olot (La Garrotxa, Girona) en 1982 de la mano del zufariense Cristóbal Colón, moderno descubridor de nuevos mundos, y de una quincena de personal procedentes, en su mayoría, del hospital psiquiátrico de Salt. Un alcalde sin complejos accedió a la misión de vida que Colón le propuso en persona: crear una empresa competitiva con trabajadores sin bagaje previo y con una muy reconocida discapacidad intelectual. Una sala del convento del Carmen de Olot, cedida por el consistorio, fue el kilómetro cero de un proyecto que trabajó con éxito la jardinería en sus primeros años.

Hasta aquí la historia se sostendría por si misma… cuando, en realidad, apenas comenzaba. Varios activos y algún crédito más tarde, La Fageda evoluciona en granja elaboradora de yogures: en 1989, ya con un centenar de vacas en propiedad, es capaz de producir 600.000 litros de leche, que se venden a Nestlé. Hoy, 35 años después de aquella primera reunión con el alcalde de Olot y ya con 300 trabajadores (190 con certificado de discapacidad intelectual) en un circuito donde se cobra, se cotiza y se tiene alojamiento en una residencia propiedad del complejo al llegar a la edad de la jubilación, La Fageda vende en Cataluña 80 millones de yogures al año, más que Danone. Más que nadie.

personas trabajando la fageda

Estos yogures, desde hace unos años también mermeladas y helados, son mucho más que un rotundo caso de éxito empresarial. Se trata de un casi incomparable caso de éxito humano, donde lideran el sector quienes parecerían no tener esperanza. Los yogures pueden ser de fibra, pero las fibras emocionales no se tocan. Busquen en sus etiquetas y no encontrarán ninguna alusión a la realidad de sus trabajadores. Se vive con la realidad de uno, no afectándonos por ella. Son los más consumidos porque son los que más gustan a la mayoría. Y se distribuyen sólo en Cataluña porque el trabajo para con tu comunidad no se franquicia, debe ir ligado al territorio de cada uno. Se inspira, no se ocupa.

La Fageda existe como lo que es en la actualidad porque alguien creyó en ella, y en todos ellos, hace ya muchos años, cuando la discapacidad mental era un estigma de por vida. Cristóbal Colón nos demuestra cada día que todavía quedan nuevos mundos maravillosos por descubrir. Y por vivir, si elegimos los referentes adecuados. En el mundo ideal de ‘De los pies a la cabeza’, presidiría vitaliciamente el G-20. Gracias por consumirlo preferentemente y no dejen que caduque en su recuerdo ni en el de sus más allegados.

La Fageda Cristobal colon

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*