• Home
  • /Blog
  • /NAISE Barcelona, cinco valores y dos principios: individualidad y confianza

NAISE Barcelona, cinco valores y dos principios: individualidad y confianza

En la pirámide del fútbol con valores, Juan Mata agita conciencias y sensibilidades desde lo alto de la montaña con su inspirador proyecto ‘Common Goal’. Lean el reciente https://www.delospiesalacabeza.org/common-goal-golazo-solidario-juan-mata y rómpanse las manos aplaudiendo. Pero no puede haber un vértice superior saludable sin base firme donde sustentarse. Y en ese suelo fértil, cinco siglas (N A I S E), que aluden a otros tantos valores (Nobleza, Amistad, Ilusión, Sentimiento y Deportividad), irrumpen rotundas en el ámbito formativo del fútbol base catalán. Un caso para el orgullo, la difusión y el contagio.

Quim Ayats, responsable e ideólogo de NAISE.

NAISE Barcelona es más que un club. Sentimos que la definición pueda sonar ya patrimonio ajeno, pero su nobleza obliga. Es una academia para el fútbol y la vida, donde el qué apunta mucho más allá de un resultado semanal y el cómo descansa en una audaz filosofía con y sin balón. “Para nosotros, contrariamente a lo que se piensa, el fútbol es un deporte individual”, arranca su ideólogo y máximo responsable, Quim Ayats.

¿Cómo individual? ¿Promueven el regate como suerte suprema y se censura el pase al compañero? “Al contrario. Quiero decir que apelamos al principio de responsabilidad individual, no que potenciemos el individualismo. Según nuestro punto de vista, todo conjunto, bien sea equipo de fútbol o sociedad, se optimiza desde la óptima versión de cada uno de sus componentes. Nuestra mayor victoria, más allá de lo que pueda reflejar un resultado, es que cada uno de nuestros futbolistas alcancen su mejor versión, deportiva y humana, a lo largo de un partido y durante la semana”.

Suena tan redondo que parece provocar la llamada al escepticismo externo, para continuar la lectura… y, aún más, para seguir dándole forma día a día. “Es cierto que, muy esporádicamente, tenemos que oír ciertos comentarios que no gustan y que puede despertar algo de recelo querer ponernos el listón tan alto. Pero nosotros no obligamos a nadie a ser como nosotros, nuestro esfuerzo se concentra en ser cada día lo más cercanos a nuestro ideal de cómo nos gustaría ser, dentro y fuera del terreno de juego. Asumiendo, con humildad, que no siempre seremos capaces y que habrá ocasiones que estemos menos orgullosos. Siendo conscientes de ello, nos servirá de aprendizaje y de inspiración para seguir mejorando. Ése es, sin duda, el partido más importante y es un partido que nunca termina”, reflexiona Ayats.

Cuándo comenzó y cómo se desarrolla un NAISE que nunca acaba. “Como entrenador, tengo una cierta trayectoria en el fútbol catalán, he llegado a dirigir al Santboià en Segunda B; pero llegó un momento, tras muchas experiencias y habiéndole conocido todas las caras a este deporte en sus niveles amateur y semiprofesional que mi mujer, que es docente, y yo sentimos la necesidad de construir una realidad que apele al fútbol como herramienta educativa y de experiencias vitales”.

Buscar la mejor versión colectiva a través de la optimización individual es uno de los lemas de NAISE.


“Arrancamos en el verano de 2015 y estamos en nuestra tercera temporada. Lo hicimos con un solo equipo y con 12 niños, y ahora ya tenemos cuatro (Infantil B y A, Cadete B y A) y más de 50 chavales. Preferimos plantillas reducidas en estas edades. Entendemos que no tiene ningún sentido que haya 21 chicos por equipo y que muchos se queden sin jugar los fines de semana. Con grupos de 16 te aseguras de que todos jueguen, al menos, medio partido siempre. Se merecen esa recompensa después de toda una semana dando su mejor versión, deportiva y humana”
, continúa el relato Ayats.

¿Y si alguno no la da?, se le rebate: “No pasa. Resulta difícil de creer, pero así es. Aquí nadie está obligado, ni nosotros hacemos ninguna campaña de captación. El boca a boca es nuestro mejor aval y nuestras puertas están siempre abiertas para quienes quieren venir y para quienes se quieran marchar. La confianza es la base del crecimiento. Yo confío en lo que hago, y en ti y en lo que haces. La confianza en lo que haces y en el otro no es ningún medio para obtener un fin, es el fin mismo. Supone pasar de la suma a la multiplicación. Haciéndolo te multiplicas”.

Javier Hernández, con los chicos de NAISE, a los que ofreció una charla hace algún tiempo.

¿Por qué en Sant Cugat, cuando usted y su familia estaban establecidos en Vic, a casi 100 kilómetros? “Las condiciones de cada lugar resultaron decisivas. La Escola Thau, donde entrenamos semanalmente, respira por igual el ambiente educativo y el deportivo. No queríamos sólo instalaciones para practicar fútbol, ya que, desde su misma concepción, apelamos a un proyecto, en tres dimensiones: formativo, educativo y deportivo. De hecho, además de las clases de refuerzo diarias que ofrecemos para cada joven jugador, siempre que los padres quieran, en la primera temporada tuvimos el honor de recibir la conferencia ‘De los pies a la cabeza’, por parte de Javier Hernández. Todos, mayores y pequeños, quedamos impresionados de lo que ahí se cuenta y del alcance que tiene en la vida de cada asistente. Hoy, casi dos años después, todavía la recordamos y seguro que repetimos en un futuro, ahora que somos muchos más que por entonces. Además, hace poco vino una doctora especialista en nutrición para darnos unas nociones muy necesarias en estas edades de pleno desarrollo y en próximas fechas vendrá Aday Benítez, jugador del Girona, que entrené en el Ricoh Premià y que ha conseguido debutar en Primera a los 29 años. Es un chico espectacular y que sirve de inspiración para todos lo que no logran dar el paso al fútbol profesional a edades tempranas. En esta vida, si confías y te comprometes con tu 100%, llegarás donde tu mejor versión te lleve. Eso es NAISE”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*