• Home
  • /Blog
  • /Peces de una ciudad a la que siempre hay que volver: Montevideo

Peces de una ciudad a la que siempre hay que volver: Montevideo

Al contrario de lo que canta Joaquín Sabina en ‘Peces de ciudad’, en De los pies a la cabeza creemos que conviene volver a los lugares donde se ha sido feliz. Y, si es posible, hacerlo sin que pase demasiado tiempo y todas las veces que se pueda. De momento, y a falta de más ocasiones que nos pueda deparar el futuro, del 23 al 29 de mayo de 2019 regresamos a Uruguay tras una primera -y muy feliz- experiencia a finales de agosto del año anterior.
Del mismo modo que entonces, esta semana de trabajo resultó posible gracias al deseo del Municipio A (oeste) de Montevideo y al de su alcalde, Gabriel Otero, quien nos conoció mientras presentamos los Premios Reina Letizia sobre discapacidad 2017 y quedó gratamente sorprendido por los mensajes que allí compartimos. Mensajes que fueron y son una extensión de la filosofía de vida De los pies a la cabeza, para todo el mundo en todo el mundo, y filosofía que Otero, junto al resto de su equipo, quiso y logró llevar a la capital uruguaya apenas unos meses después. Otros tantos más tarde de aquella experiencia inicial, regresamos porque donde se nos quiere, nunca dudamos volver.
En esta ocasión, se quiso centrar la inmensa mayoría de las acciones en un público adolescente y, en algún caso, hasta infantil. Poco que ver con un primer viaje donde se alternaron los aforos y también poco que ver con una propuesta como la nuestra, quizá más dirigida a la horquilla adolescente-adulto. Tan cierta es esta reflexión como que, 160 conferencias, cuatro países y más de 25.000 asistentes después, sentimos que hasta los más jóvenes son capaces de conectar con esta propuesta que pretende mirarnos menos para vernos más y conseguir que convivamos todos con todos, seamos como seamos cada uno.

Alfonso Reyes Luna

Alfonso Reyes Luna

Alfonso Reyes Luna

Alfonso Reyes Luna

Arrancamos la tarde del jueves 23 de mayo clausurando con nuestra intervención un acto interno de Anda, entidad financiera de marcada sensibilidad social, que aglutina a más del 10% de la población de todo el país. Un auténtico gigante muy concienciado en el ideal de que ningún habitante (y todavía más, un menor de edad) se quede descolgado y carezca de la más mínima oportunidad a lo largo de su vida.
La mañana siguiente -viernes 24- resultó una de las más emocionantes que jamás hemos vivido, ya que conocimos y pudimos conversar durante casi una hora con el ex presidente del país Pepe Mujica. Lo es tanto que le dedicamos una entrada aparte en este mismo blog. Este inolvidable encuentro resultó el prólogo de nuestra segunda conferencia, dada a casi un centenar de alumnos de la UTU (Universidad del Trabajo del Uruguay, algo similar a la FP en España) agraria Rincón del Cerro, ubicada en unos terrenos donados por el propio Mujica y su mujer, Lucía. Así lo explicaba el propio Pepe durante su inauguración, hace ya algunos años: “Yo y mi patrona (por la senadora Lucía Topolansky) nos dedicamos a cambiar el mundo. Y se nos fue el tiempo de tener hijos. Y nos vamos acercando al hoyo. Entonces tenemos que pensar en qué dejamos”. El plan académico que aquí se ofrece, y que en la actualidad coordina y dirige Inés Pérez, consiste en tres años y veinte asignaturas, que van desde la formación en los conocimientos más generales a los más específicos, relacionados con la agricultura, y que permiten a los alumnos encontrar notables salidas profesionales en su sector.
El sábado resultó una jornada propicia para visitar el Parque Terrazas, del barrio Pueblo Victoria, quizá una de las esquinas más desfavorecidas y abandonadas históricamente de la capital. Hace año y medio, dentro del ‘Plan +Convivencia’ se inauguró una espectacular zona verde para un vecindario, hasta entonces, siempre grisáceo por el humo de las fábricas que ahí se amontonaban y que, a principios de siglo, incluso sufrió una masiva infección de plomo en sangre (saturnismo) por desarrollar su vida en ese insalubre medioambiente. Hoy, los niños y sus mayores respiran otro aire y disfrutan de una vida sana y con mejores momentos de convivencia. Medio centenar de asistentes, en una muy heterogénea mezcla de edades, asistió a nuestra charla y compartimos un largo rato de intercambio después de la misma.
El lunes fuimos parte de un acto imperdible, enmarcado en el Día del Libro de Uruguay. La escritora de 95 años, y el mes anterior reconocida con el Premio Cervantes, Ida Vitale compartió alguno de sus textos ante 350 estudiantes adolescentes en el imperial hotel del Prado, lugar de referencia de las mayores elites a principios del siglo pasado. El acto lo organizó la Fundación Benedetti y quiso que la esencia de nuestra conferencia abrochase el evento ante el atento seguimiento de los jóvenes y ante nuestra admiración por la escritora y, aún más, por su persona.

Alfonso Reyes Luna

Alfonso Reyes Luna

Alfonso Reyes Luna

Alfonso Reyes Luna

Alfonso Reyes Luna

Alfonso Reyes Luna

El martes puso fin a una intensa y feliz agenda de cinco días de actividades De los pies a la cabeza con una doble cita: una en la capital y otra en San Jacinto. Ambas fueron gracias a otro gran cómplice: Sebastián Fernández, responsable de la Secretaría de Discapacidad de la Intendencia de Montevideo. La primera charla tuvo lugar ante un grupo de estudiantes universitarios de la ISEF (la INEF española) de la asignatura Educación física inclusiva; y la segunda, que fue doble, nos desplazó 50 kilómetros hasta San Jacinto (provincia de Canelones), donde los alumnos de primaria y secundaria del instituto de la localidad celebraban el Día del juego y, junto a muy enriquecedoras charlas con ellos, se les quiso presentar los distintos juegos que diseñan desde la Secretaría de Discapacidad para la inclusión y la el valor del juego como herramienta de crecimiento personal y de convivencia de todos con todos.
Tres entrevistas radiofónicas en programas y emisoras del más diverso perfil, barriales y nacionales, de información general, cultural y deportiva (+OesteRadio, La30 y Radio Espectador 810), completaron una intensa agenda De los pies a la cabeza durante nuestra segunda visita a un país que nos hace sentir como en casa y al que, claro, convendrá volver todas las veces que lo deseen y el futuro permita.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*