Hashtag…quí & Eurofund

Un ciclo social para liberarnos de las etiquetas

Las etiquetas nos rodean. Crueles e imprecisas, han tejido su particular e imponente red social, de la que casi nadie escapa y a millones afecta. Pretenden reducir a la persona en un solo concepto, envolverla en una caricatura siempre injusta y, a menudo, impropia de ella misma. De reparto ligero y despreocupado, incorporan toneladas de gravedad, individual y social.

Nos dicen lo que se cree que somos y terminamos por creerlo más que nadie. Nos dicen lo que se cree que es el otro y apenas dejamos que éste sea. Quieren definir, pretenden clasificar y suelen secuestrar. Es un secuestro invisible, que viene de fuera para empadronarse en nuestro interior. Puede que ni se sepa por qué o cuándo nos envolvieron, pero nada altera su ambición de acompañarnos para siempre. Y lo hacen, en su caso, con un muy buen porcentaje de éxito. Maldito porcentaje y maldito éxito.

Creemos en una sociedad que optimice la individualidad del individuo para, por lógica extensión, optimizarnos como colectivo. Creemos en las personas y creemos en cada persona. Sabemos que todos somos distintos, si nos comparamos con los demás, y que ninguno somos una sola cosa. Igual que una vida son muchas vidas en una. Como misión, avanzamos en la dirección contraria a la etiqueta común porque sentimos que es la necesaria. Y aún más, es urgente.

No hablamos de cualquier cosa, lo sabemos. En la mente de cada uno está el futuro de todos. Se trata de cambiarle la corriente a un río: un esfuerzo hercúleo de determinación y audacia que, desde principios de 2018, ha sumado un agente decisivo. Eurofund Group, entidad nacida en 1994 y referencia internacional en el sector de los Resorts Comerciales, ha querido apostar por este servicio nuestro para desarrollar 45 acciones en el ámbito social hasta finales de 2020. Honor y responsabilidad.