Ideas que dejan huella

La curiosidad, el deseo de mejora, el inconformismo para buscar otro camino distinto del que nos dan marcado. Los programas de formación empresarial usan este tipo de conceptos asociados al espíritu emprendedor. Pero, en realidad, éstas son virtudes transversales que se aplican a la vida. A cualquier vida.

JOSÉ VÍCTOR ALFARO observó de niño ese espíritu en su padre, un pequeño agricultor al que, a menudo, veía en casa estudiando libros que le permitieran aplicar las mejoras que imaginaba para su trabajo en el campo. Fue el impulso que este empresario oscense de éxito puso en funcionamiento cuando, nada más graduarse como enfermero, montó una pequeña consulta con un compañero en Huesca. “Un emprendedor debe tener un punto de inconformismo y la inquietud de mejorar”.

La búsqueda había comenzado en el bajo de casa de sus padres y ahora tiene la forma de un edificio que integra todo el universo de la sede central de su empresa Podoactiva, en el Parque Tecnológico Walqa Clic para tuitear

Alfaro licuó esa máxima en la búsqueda de la innovación en su campo. Y, con mucho empeño y el apoyo y asesoramiento de físicos, ingenieros y biomecánicos, acabó por cambiar el artesanal molde de escayola por un escáner que, a través de una membrana flexible, genera imágenes tridimensionales y de insuperable precisión de la pisada de sus pacientes. La búsqueda había comenzado en el bajo de casa de sus padres, pasó por una pequeña nave en el pueblo y ahora tiene la forma de un edificio que integra todo el universo de la sede central de su empresa Podoactiva, en el Parque Tecnológico Walqa. Allí diseñan y producen plantillas personalizadas para más de 130 unidades podológicas y clínicas a nivel nacional, y son proveedores de deportistas y clubes de la elite deportiva, como la Selección Española de Fútbol, el Real Madrid, el Sevilla FC o el Real Betis Balompie, entre otros muchos.

La innovación, la disrupción y la actitud de mejora llevaron al éxito empresarial. “Muchas cosas se enseñan y se pueden aprender, pero el deseo de mejorar viene de serie”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*