El arte de confiar en ti

Todos somos, esencialmente, imperfectos. A algunos se nos ve más de lejos, sin necesidad de que se nos conozca antes, y a otros hay que dedicarle más tiempo y menos distancia. No consiste en no serlo, ni mucho menos en avergonzarse por ello, porque si algo caracteriza al ser humano, tenga o no reconocido cualquier grado de discapacidad, es no ser perfecto. No tener todas las capacidades, en definitiva. Y ahí estamos todos ante el mismo espejo, el nuestro propio, con dos opciones por delante: aceptarnos y querer ser lo mejor posible o no hacerlo y ser presos de nuestros peores augurios.
De los pies a la cabeza es una propuesta que nació en el ámbito empresarial, por el espíritu emprendedor que alimenta, y que desde hace ya cinco años, gracias al decidido apoyo de la RSC de la empresa Eurofund, también comparte su mensaje en distintos -y todos imperdibles- escenarios del ámbito social. Este pasado viernes visitamos el Centro Integra Aragón, del barrio zaragozano Actur, y compartimos más de una hora de mensajes y experiencias con 60 asistentes, entre usuarios y profesionales.
Muchos de los usuarios dedican su actividad profesional al arte, a decorar productos que distintas empresas encargan para embellecerlos. Y siempre superan las expectativas, porque han desarrollado esa capacidad y son maestros en el mayor arte humano: confiar en ti mismo, por imperfecto que puedas ser. Que todos seamos.

 

0
Comments

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    © 2022 De los pies a la cabeza