La decisión perfecta no existe, pero la peor es la que nunca se toma

La decisión perfecta no existe, y la peor es la que nunca se toma

La decisión perfecta no existe, pero la peor es la que nunca se toma. Desde la Asociación De los pies a la cabeza, conferenciante motivacional, tratamos hoy este importante tema.

Cómo saber qué decisión tomar

La toma de decisiones debería encabezar la tabla de ejercicios diarios de nuestro gimnasio personal. A menudo temida, por no poder saber nunca de antemano si es la mejor posible, progresaría entre nuestros afectos si la entendiésemos como lo que es: el gran músculo que nos permite avanzar por un camino propio, casi siempre falto de certezas pero libre de temores. Ha de trabajarse con intención y sin desmayo, sin pausas ni precipitación, de manera sostenida y hasta progresiva. ¿Cómo hacerlo? ¿Cuál es el mejor ejercicio conocido para ello? Solo hay uno: ante la duda y hasta sin ella, tomarlas.

Toma de decisiones

A veces, no pocas, optamos por no tomar una decisión, porque no estamos seguros de si es o no la mejor. Cada situación merecería un texto propio, pero la macro estadística da dos titulares: la decisión perfecta no existe, y la peor suele ser la que decides no tomar cuando dudas entre el sí y el no. Así es como te pierdes descubrir todas las posibilidades que ofrece. El primero se resume en que no se conoce decisión que pueda envasarse al vacío y aislarse, que no derive en otra, de la misma envergadura o distinta, pero siempre en otra. Y ahí el titular profundiza en el siempre necesario subtítulo: a la más reciente, la terminará de hacer buena o mala la siguiente que tomes. Incluso una decisión aparentemente mala o muy mala a los ojos de los demás, puede salir a flote y hasta elevarse con las que decidas en el futuro inmediato.

Cómo tomar decisiones importantes

Siendo valiente. Pongámonos concretos con ejemplos conocidos. Y si es por conocer, recuperáremos varios pasajes de la vida de Javier Hernández Aguirán: del impulso de la misma ha brotado esta Asociación de conferencias motivacionales y mensajes para la vida de todos, seamos como seamos. Se diría que su decisión de distanciarse por un tiempo del periodismo diario pudo no ser una buena decisión en su momento, con todo lo remado desde niño para llegar y hacer pie ahí. Si la siguiente hubiese sido tumbarse en el sofá por tiempo indefinido, habría hecho justicia a los pronósticos más pesimistas… Gracias a esa decisión, muy personal, valiente y poco explicable desde fuera, siguieron otras como clasificarse para los JJPP Londres’12 (lo logró, ganó un diploma como finalista en los 50 metros espalda y, empezando a entrenar con 30 años, completó una contrarreloj sin precedente mundial conocido); o lanzarse a obtener el permiso oficial de Tráfico para conducir con los pies (el tercer europeo en lograrlo), así como varios hitos más (ver delospiealacabeza.org) que parten de la misma decisión de todas: la que tomó de niño e inspira a su mundo desde entonces. Vivir DE LOS PIES A LA CABEZA.

 

Ahora ya sabes que la decisión perfecta no existe, pero que aun así hay que tomarlas, siendo valientes. En la Asociación De los pies a la cabeza somos especialistas en impartir charlas motivacionales a empresas y a particulares, como parte de un evento o de forma puntual. Si necesitas más información, solo tienes que contactar con nuestro equipo; estaremos encantados de ayudarte. ¡Y seamos más libres y más fuertes tomando decisiones!

 

0
Comments

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    © 2022 De los pies a la cabeza